lunes, 22 de abril de 2013

Cuida tus tesoros

¿Te has parado a pensar alguna vez cuáles son tus tesoros?

Cuando nos hacen esta pregunta lo primero que pensamos son cosas materiales y no es que esté mal. Muchos objetos los utilizamos como amuletos o simplemente nos recuerdan a lugares visitados, personas especiales que nos lo regalaron o momentos compartidos. 


También hay otros tesoros que aunque no nos recuerden a personas tenemos la suerte de poseer. Para mí la naturaleza es un tesoro y elementos que forman parte de ella como el agua que tan poco valoramos a veces. Cuando estás ante un paisaje y el mundo se detiene. Todo lo que estabas haciendo hasta ese momento pierde sentido, ya que la inmensidad de lo que ves te atrapa.


Los sentidos también son un tesoro que tampoco valoramos lo suficiente. Y es que si disfrutamos escuchando una canción, oliendo ese perfume que nos encanta, saboreando un helado, observando un paisaje o sintiendo un abrazo... ¿no merecerá la pena valorar cada detalle?



Los tesoros que no son materiales propiamente dichos, son esas personas a las que consideras únicas y especiales. Por una u otra razón marcan tu vida y no importa cuánto se alejen, si en verdad fueron importantes para ti, siempre las tendrás presentes.


No hay comentarios:

Publicar un comentario