miércoles, 17 de abril de 2013

A paso de tortuga

"Más despacio no es más aburrido, simplemente sé que así algo más descubriré"

Si tuviera que elegir un animal con el que me puedo identificar, esa sería la tortuga. ¿Por qué? Principalmente por dos motivos:

El primero es que tiene un caparazón en el que refugiarse en situaciones de peligro, amenaza o miedo. Una especie de armadura que le protege ante las debilidades. Con ella se hace más fuerte y valiente. 

El segundo es la tranquilidad con la que toma la vida. Camina a paso lento, pero firme, con seguridad. Sabe que las prisas no son buenas y que no hace falta correr para llegar a su destino, lo importante es llegar. Pienso que si vas a recorrer la misma distancia, merece la pena hacerlo fijándose en cada detalle, contemplando lo que te rodea, valorando cada paso que das. De lo contrario, lo realizas por puro trámite y puedes pasar por alto cosas que quizás hubieran sido significativas para ti. 


¿Has probado en pasar por un lugar por el que pasas a menudo, normalmente con prisa, pero esta vez más despacio, prestando atención a lo que percibimos por nuestros sentidos? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario