sábado, 5 de julio de 2014

La vida no es una carrera

La vida no es una carrera, no se trata de ser el mejor, sino de mejorar cada día. No se trata de alcanzar objetivos, sino de buscar metas que enriquezcan. No se trata de vivir sin cometer errores, sino de aprender de las equivocaciones. No se trata de rebelarse ante el destino o las cosas que suceden y que no podemos evitar, sino de aceptar lo que venga y seguir hacia adelante. No se trata de tener siempre la última palabra ni de hablar más de la cuenta, sino de demostrar mediante acciones lo que vales y de lo que eres capaz. No se trata de marcar una moda, sino de que tus acciones te hagan único.
 
No se trata de soñar una vida perfecta, sino de valorar las imperfecciones y dar vida a tus sueños. No se trata de calcular cada paso al milímetro, sino de aprender a disfrutar con cabeza. No se trata de esperar a que los demás confíen en ti, sino que seas tú el que crea en ti mismo primero. No se trata de hacer lo que quieran otros, sino de buscar lo que a ti te haga feliz. No se trata de esconderse ante las dificultades, sino de sonreír y afrontar los problemas. No se trata de elegir entre blanco o negro, sino de vivir una vida a color, ya que hay momentos para todo.
 
 
 
La vida no es una carrera, no es una competición.
¿Para qué vivirla deprisa, si se disfruta más con el corazón?

No hay comentarios:

Publicar un comentario