lunes, 9 de junio de 2014

La Rioja

El tema del significado de los colores es algo que siempre me ha llamado la atención. Sobre todo, por la variedad de opiniones que existen al respecto y que cambian las percepciones, según el estado de ánimo o la personalidad de cada uno. Muchos son los factores que inciden y modifican los resultados, sin embargo, todos ellos tienen un punto en común, un nexo de unión. Porque los colores asignados a según qué elementos son inamovibles. Basándome en ellos y en el significado que adoptan a nivel sentimental, bajo mi punto de vista, voy a aprovechar para describir hoy, en el día de mi Comunidad, el significado que tiene para mí esta tierra, partiendo de los colores de su bandera.
 
Rojo es...
PASIÓN. La gente hace que tu tierra sea un lugar especial, que sea tu lugar. Su cariño, inigualable. Y es que, ya lo dice el refrán: "como en casa, en ningún sitio".
FORTALEZA. En ella encuentras protección, una coraza bajo la que refugiarte y volverte más fuerte.
 
Blanco es...
PUREZA, transparencia. Todo es tal cual lo ves, en la sencillez está la magia.
FRESCURA. Plantas y alimentos cuidados desde antes de su nacimiento. Un soplo de aire fresco, purificador y revitalizante.
LIMPIEZA. Del alma y del interior de uno mismo. Es un lugar de desconexión y, a la vez, de encuentro con tu "yo" más sincero.
SIMPLICIDAD, humildad. Porque con poco se hace mucho. No es más feliz el que más tiene, sino quien menos necesita.
 
Verde es...
NATURALEZA. Campos llenos de vida, paisajes de ensueño. Relajación, calma y serenidad.
CRECIMIENTO. Porque cada vez somos más y eso nos hace ser más grandes (no tanto en cuanto a la extensión de la superficie, sino en espíritu).
RESISTENCIA AL CAMBIO. Verdaderamente, por mucho tiempo que pase, la esencia perdura. La Rioja tiene algo que la hace única.
 
Amarillo es...
ENERGÍA. Vitalidad. Ganas de seguir, pasos hacia adelante (como los peregrinos del Camino de Santiago).
ALEGRÍA. Cualidad de la población, ese don de gentes tan característico. Apreciar lo que tenemos porque, con ello, sabemos ser felices.
DIVERSIÓN y ESPONTANEIDAD. Vivir el momento. Disfrutar compartiendo.
INNOVACIÓN. Se busca la superación personal, mejorar cada día con esfuerzo y dedicación.

 
Orgullosa de mi tierra, ¡viva La Rioja!

No hay comentarios:

Publicar un comentario