jueves, 22 de agosto de 2013

Abrazo

Un abrazo es la mejor forma de expresión y es que para mí, es la única manera y la más completa de decir, sin palabras, todo lo que se siente. Muchas veces nos podemos romper la cabeza buscando las palabras acertadas con las que llegar a la otra persona y nos quedamos con la sensación de que nos falta algo. Eso es porque no siempre las palabras que conocemos nos sirven para poner nombre a lo que sentimos, por eso es tan importante dejar un momento de silencio donde sean los sentimientos los que hablen por sí solos.

En un abrazo se detiene el tiempo, es la fusión de no sólo un sentimiento sino más. Se entremezclan emociones, momentos, palabras tan significativas... que hace que ese instante quede marcado y permanezca en tu recuerdo hasta el punto de poder sentirlo cuando esa persona ya no está. Es algo tan mágico y especial que por eso la mayoría de las veces resulta indescriptible. 

A mí me gusta que sean duraderos, de esos que parece que no terminan nunca, pero no quiero que lo sean por compromiso, antes que eso prefiero que sean sinceros ya que es eso lo que cuenta. Cada uno a su manera, según lo que vaya a expresar, después de todo no deja de ser una muestra de afecto. Un gesto que sirve para sentir que hay alguien ahí que te sostiene, que confía en ti, que te consuela, que no estás sola y que te da las fuerzas necesarias para continuar, para sobreponerte ante las caídas. Por lo tanto, es la motivación más grande que existe, una forma de curar las heridas.


Por esos abrazos que nos hacen llorar, porque gracias a todo lo que llevan consigo, la vida merece la pena. Solo cuando dejamos que, por una vez, sean nuestros corazones los que hablen. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario