martes, 14 de mayo de 2013

Mariposa

Mayo, el mes de la primavera... me viene a la mente un precioso campo verde con flores y mariposas revoloteando. Sí, soy muy idealista en ese sentido, me encanta la naturaleza y, ¿qué hay más natural que una escena semejante? Vamos más allá, ¿qué sientes al verlo? Para mí refleja la libertad, el poder vivir sin ataduras ni preocupaciones. Libertad de decisión porque la mariposa elige dónde quiere estar y en qué momento. Autenticidad porque cada una es diferente, cada una tiene sus propias cualidades que la hacen destacar por sí misma o quizás no destaca porque prefiere camuflarse, igualmente tiene su mérito.


También es una especie de símbolo de cambio, de una transformación que siempre es a mejor o al menos eso es lo que pretendemos porque en todo momento intentamos superarnos. Buscamos la manera de ser mejores cada día, de cada uno depende serlo de una forma más responsable que otra, ya que no es necesario pisar a otro, basta con centrarte en ti mismo y nunca sobre exigirte. Sé consciente de tus posibilidades y de tus limitaciones, cuando lo seas, las aceptes y aprendas a convivir con ellas, ya estás listo para volar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario